Lo afirmo categóricamente: la inteligencia artificial no va a sustituir la inteligencia humana.

En nuestros proyectos de innovación, ¿cuán prioritaria es la conveniencia financiera en aras de reducir costos y aumentar la eficiencia o rentabilidad?

Es clara la importancia de brindar viabilidad financiera a nuestras empresas y mantener a nuestros socios satisfechos con las utilidades del negocio. Sin embargo, la contribución social no es solo una moda, es una tendencia que debemos comenzar a valorar, pues comienza a ser más relevante en los modelos de negocio actuales y futuros. Para una industria destacada, como la del retail, es una gran oportunidad de impulsar soluciones innovadoras para los problemas más acuciantes de la sociedad y, con ello, evolucionar.

Hay infinitas posibilidades que nos da el desarrollo tecnológico y nos obligan a ser creativos. Una de ella es la IA que nos faculta para, por ejemplo, disparar un plan de acción a partir de resultados en patrones repetitivos y calculados por medio de algoritmos computacionales. Es necesario preguntarnos, antes de pensar en prescindir de fuentes de empleo: ¿cómo podemos entregar más valor a nuestro ecosistema con apoyo de la innovación tecnológica y sin desaprovechar el activo humano?

El camino hacia la evolución con contribución social requiere desarrollar nuevas habilidades en la visión empresarial y en los colaboradores. Como principio, debemos aceptar que la única constante es el cambio; por ello, es de vital importancia desarrollar habilidades como: el pensamiento crítico, la creatividad, la comunicación y la colaboración. Las capacidades de aprendizaje y adaptación serán una constante en un mundo que avanza a pasos agigantados en términos de desarrollo digital; mismo que no queremos, ni podemos detener.

Retomemos la pregunta: ¿La IA es una solución o es un espejismo? Hasta el momento, podemos inferir la respuesta. Si buscas reducir costos o tiempo implementando tecnología IA o algunas otras como reconocimiento de imágenes para eliminar puestos de trabajo; te invito a reflexionar.

Aléjate de la posibilidad de comprar espejos que parezcan diamantes.

Por otra parte, te aconsejo enfocarte en desarrollar a tus colaboradores en nuevas habilidades y descubrir cómo agregar valor a tu negocio aprovechando al máximo la AI; si es que ya cuentas con herramientas tecnológicas o piensas evaluar implementarlas para facilitar la labor diaria.

Parece una obviedad, pero no lo es. Recuerda que nuestra industria requiere consumidores y los consumidores necesitan fuentes de trabajo e ingresos.

¿Qué opinas? ¿Qué experiencias has tenido al respecto? Escríbeme en los comentarios e iniciemos la conversación.  

Ricardo Guadarrama

Director general y uno de los fundadores de Paxia, empresa de infotecnología especializada en la industria del consumo y retail.